sab 22 Jun

BUE 17°C

CABA

La primacía de la gobernabilidad

La designación del candidato único del PRO en CABA está lejos de dar certezas sobre la sucesión de Uspallata.

Se reordena la oferta porteña después del anuncio.
Se reordena la oferta porteña después del anuncio.
Juan Antonio Yannuzzi 31 mayo de 2023

La cúpula del PRO definió que el candidato de unidad es Jorge Macri. Lo anunció el jefe de gobierno en un comunicado en el que agradece que Fernán Quirós se haya bajado de la carrera para favorecer la unidad. Sin embargo, la decisión está lejos de reforzar al partido y mucho menos a la coalición. Aunque entre Jorge y Quirós, el intendente de Vicente López era la mejor opción para preservar la armonía entre Bullrich, Larreta y Macri, no deja de generar repercusiones en propios y aliados.

Lo próximo en importancia a definirse serán las candidaturas de López Murphy y García Moritán. Sigue abierto un debate en Republicanos Unidos sobre la conveniencia de presentarse en las PASO o por fuera. Por ahora los dos se autopercibencandidatos, y aunque sea claro que el ex ministro es el designado natural, el orgullo y la sensibilidad de algunos miembros del partido amenaza con la presencia de una boleta de Moritán para negociar lugares en la lista.

Lo más probable es que haya al menos una propuesta a la derecha de Macri que le saque votos a Marra y ayude a la gobernabilidad de un futuro gobierno. Su contribución no será menor, Republicanos Unidos cosechó el 23% de los votos de JxC en las PASO del 2021 y fue clave para que Milei no supere el 20%.

Carrió se planta como la versión opuesta al rol de RU. Históricamente ha estado públicamente enfrentada con "el primo" por denuncias de corrupción en el municipio bonaerense y ahora apuesta por cualquier estrategia que le complique su llegada a Uspallata. Porque a su poca simpatía se le suma la dudosa constitucionalidad de la candidatura.

Hay un escenario que es tan probable como interesante desde la política legislativa. De imponerse Macri en una interna con RU y si Lousteau decide luego jugar por afuera con el apoyo de Carrió, el primo necesitará de un desempeño inédito para prescindir de los aliados cívicos. Aquí la única alternativa sería una alianza con La Libertad Avanza, bloque que rondará los 10 legisladores, superando el peso de los radicales de Evolución.

Un gobierno de coalición entre el PRO y LLA sería un experimento del que los liberales le podrían sacar mucho provecho para el futuro de su armado y sus liderazgos.

Del otro lado del espectro político, también se mueven los incentivos luego de la investidura. Todo apunta a que habrá PASO en el peronismo, y Jorge es el candidato ideal para polarizar y unificar el voto del progresismo porteño.

Faltan tres semanas de puras definiciones, aunque en cuanto a nombres lo importante está dicho. La conformación de los frentes será clave para el futuro de la gobernabilidad en el distrito PRO.

Lee también