sab 22 Jun

BUE 17°C

Panorama

Radiografía electoral federal

Este año habrá una atomización total de las disputas electorales subnacionales que tendrán importantes consecuencias en el devenir de las expectativas.

En agosto se decidirán las fórmulas que competerían por el control del Poder Ejecutivo Nacional.
En agosto se decidirán las fórmulas que competerían por el control del Poder Ejecutivo Nacional.
Juan Antonio Yannuzzi 02 abril de 2023

La atención popular estará concentrada en el resultado de las elecciones del 13 de agosto, y se cree que las variables que lo influirán están dominadas por la evolución de la campaña electoral nacional. Las PASO para la definición de candidaturas a presidente y vice, como así las listas de cargos legislativos nacionales, probablemente tengan como resultado un panorama relativamente claro sobre el sistema político para 2023-2027. Sin embargo, la espera hasta los comicios nacionales estará cargada de definiciones (primarias y generales) en la mayoría de las provincias. El resultado de estos comicios, con el triunfalismo exagerado de sus ganadores, tendrá gran influencia en la opinión pública nacional y por ende en la definición de la sucesión presidencial. Y en cada una de las elecciones provinciales previas o simultáneas a las PASO nacionales habrá candidatos que tengan el apoyo de los diferentes referentes nacionales.  

En agosto en Argentina se decidirán las fórmulas oficiales que competerían por el control del Poder Ejecutivo Nacional por cada frente electoral. Esta definición estará acompañada por la de las listas legislativas, con 24 variantes que aunque cuenten con la amalgama federal, "cada una es un mundo". Si nos detenemos en esta hecho, es imposible obviar la diversidad de representación, y por ende importancia, entre los distritos. A continuación se hará un repaso del panorama del sistema político nacional enfocado en el contexto local de las 6G, las seis provincias más pobladas del país que reúnen al 70% de los argentinos.

 

BUENOS AIRES

La provincia que reúne a más del 38% de la población nacional cuenta con un panorama electoral relativamente claro si lo comparamos con otros distritos. Esto se debe a la certidumbre con respecto a su calendario electoral (no desdobla) y también por la falta de cuestionamientos significativos al liderazgo del gobernador sobre su coalición. 

ee ba
 

Ya pasaron seis años de la elección que le dio la victoria a Esteban Bullrich sobre Cristina Kirchner por lo que este año los bonaerenses renuevan su bancada en el Senado, siendo la única de las 6G que tendrá esa categoría en la boleta. Esta variable abre la especulación sobre las opciones laborales de la actual vicepresidenta, dado que quién lleve la cabecera de la candidatura al Senado por la PBA tendrá una centralidad importante en la política nacional en caso de que el peronismo sea oposición en 2024.

En el ámbito provincial, se juega uno de los cargos más importantes (sino el más) de todo el país en cuanto a alcance, presupuesto y competencias. El cargo de gobernador de la PBA tiene una paradoja en cuanto a que los beneficios del rol mencionados son evidentes, pero el devenir de los "ex" no son tan atractivos por lo limitado de su proyección nacional. Esto puede deberse al desgaste de una gestión que cuenta con recursos acotados para una masiva demanda ciudadana en relación a las necesidades sociales de la provincia.

Esto no desalienta a la oposición a lanzar más de nueve candidatos para el sillón de Dardo Rocha: Santilli, Ritondo, Iguacel, Grindetti, De la Torre (PRO), Tetaz, Abad, Posse (UCR) a los que se le pueden sumar Espert y Monzó. El único ya bendecido por un precandidato nacional es Santilli, y Ritondo cuenta con el aval de Vidal que sigue queriendo meterse en la terna del PRO a la presidencia. Bullrich es la que más hace desear el nombramiento de su candidato y se estima que analizará a último momento con las encuestas en una mano y con la voluntad de Macri en la otra. Entre los radicales Abad tendría el visto bueno de la conducción nacional del partido aunque Tetaz también cuenta con posibilidades. 

La utilización de las PASO se da por descontada en Juntos por el Cambio donde hay mucha especulación e intereses volcados en el armado de las listas a las cámaras provinciales. La coalición opositora tiene altas probabilidades de tener mayoría en Diputados y Senadores, situación que se puede dar aunque no gane la gobernación. Siendo este escenario una opción certera, es de esperar que los autoproclamados precandidatos negocien su abdicación por lugares privilegiados en las listas. Pero si se abre el juego a los cargos subnacionales, no se puede ignorar que algunos intendentes cuya posibilidad de reelección se cortaría en 2027 quieran entrar en esa pelea.

Al margen de la gobernación; 135 intendencias, más de 1.000 concejales, 46 diputados y 23 senadores se renovarán en la PBA, a lo que se le tienen que sumar las 3 bancas de la Cámara Alta nacional y las 35 de la baja. Un actor fundamental para analizar proyecciones para la definición de los cargos legislativos es el sector liberal-conservador. Este año se renuevan las bancas (salvo los del Senado nacional) electos en 2019, cuando el apoyo a este sector político era insignificante. Ya en 2021, sin contar con el arrastre de Milei en la boleta, Espert logró ingresar dos diputados nacionales, dos provinciales y siete concejales. Menos él, todo el resto ya coquetea con jugar con Milei este año, alejados de la incertidumbre que representa Espert. .

El efecto de Milei en el sistema político bonaerense merece un seguimiento constante; puede que por su presencia Kicillof logre la reelección y su poco probable "escudo legislativo" podría venir de la mano de algún miembro de la lista libertaria. Hasta ahora el único nombre definido a nivel provincial es el de Victoria Villarruel, compañera de bancada del economista y presidenta del Partido Demócrata de la PBA. El gobernador bonaerense no puede perder de vista los movimientos del "centrismo" ya que aún con un magro resultado, la presencia de Camaño o Randazzo en las elecciones generales pueden complicarle el escenario.


CORDOBA

La provincia mediterránea, segunda más poblada del país, vuelve a tener una centralidad que supo perder en los últimos años. En primer lugar, se dará una pelea más que competitiva para los dos grandes puestos en juego (la gobernación y la intendencia de la capital) y en segundo lugar habrá que ver si el  "peronismo a la cordobesa"  pega el salto a la contienda nacional con el que viene amenazando desde años. 

Schiaretti eventualmente competiría por la presidencia en un frente junto con el exgobernador salteño Urtubey. El anuncio se hizo hace dos meses y no hubo mucha actividad para ampliar el espacio. En un principio parecía que el socialismo santafecino iba a ser parte por default, pero últimamente se los ubica más cercano a JxC por su estrategia santafesina. Quiénes si están dentro, con poco margen para irse, son los peronistas "no K" de la PBA, que apuntan a renovar su par de bancas de diputados.

ee cba
 

En el peronismo cordobés tiene las candidaturas cerradas, pero sigue la puja por la definición de la fecha de las elecciones que probablemente sea a mediados de junio. Más allá de la resolución del calendario, quiénes están bastante apremiados por los tiempos son los candidatos de JxC.

Luis Juez y Rodrigo de Loredo son los autoproclamados precandidatos a la gobernación, aunque por la falta de PASO en la provincia acordaron que una encuesta será la encargada de definir quién va a la provincia y quién a la intendencia de la capital. Tienen en claro que ir divididos no es una opción, y que la única posibilidad de cortar con 23 años de peronismo es ir encolumnados detrás de la candidatura con más apoyo. Esto es vital para llegar a la gobernación, dado que al igual que la PBA no hay segunda vuelta, pero también para controlar la Legislatura. Sin embargo, toda la especulación puede quedar en suspenso si se confirma la posibilidad de que De Loredo sea el compañero de fórmula de Patricia Bullrich.

Córdoba tiene un sistema electoral mixto para la elección de sus legisladores. 44 se eligen por método proporcional en un distrito único, mientras que 26 se eligen en distritos uninominales. Esto da un resultado sumamente mayoritario; en 2019 Hacemos por Córdoba ganó en 25 de los 26 departamentos, consolidando una mayoría absoluta de 51 legisladores  sobre un total de 70. Aunque la razón de esto no es otra que el gran desempeño de la fuerza liderada por Schiaretti, la oposición dividida no tuvo ninguna posibilidad de competencia. En la última elección legislativa la UCR y el PRO fueron por separado, cosechando en conjunto un 30% de los votos mientras Schiaretti superó el 57%.

Con la unidad de JXC asegurada la variable que puede jugarle en contra a los opositores es la fortaleza de la formula apoyada por Javier Milei. Aunque en el pasado la oferta libertaria ha sido totalmente ignorada por el electorado cordobés, este año puede revertirse la tendencia. El economista ronda el 15% de intención de voto en la provincia, y si esto se traslada a su aliado en la elección de junio puede derrumbar las expectativas de JxC. En cuanto al FDT, no debemos esperar una mejora en sus flojos resultados históricos en la provincia, y estarán enfocados en renovar las dos bancas de diputados nacionales por la provincia en octubre.

 

SANTA FE 

La provincia del litoral irá a las urnas el 16 de julio para las PASO y el 10 de septiembre para las elecciones generales. El tercer distrito subnacional más poblado del país cobró mucha centralidad en el arranque del año por la inseguridad y el problema del narcotráfico en Rosario. Esto puede tener un doble efecto en la política local; por un lado pueda catapultar a alguno de los aspirantes a la gobernación directamente a una candidatura a la vicepresidencia, y por el otro desgasta la actual gestión favoreciendo la alternancia.

El sistema de partidos de Santa Fe es uno de los más competitivos para la gobernación, cuyo sistema electoral legislativo es el único obstáculo que la priva de ser un multipartidismo moderado. Sus 19 senadores se eligen por distritos uninominales mientras de sus 50 diputados, 28 se asignan a la lista ganadora y el resto según la proporción de las siguientes fuerzas. En 2015 se dio el escenario de mayor simetría entre las tres fuerzas principales. El Frente Progresista, el PRO y el Justicialismo se llevaron prácticamente un tercio del electorado cada uno. Aunque el 2019 los votos se concentraron entre el FDT y el FP, JXC supo revertir la tendencia en las legislativas del 2021.

ee sf
 

Este panorama confirma la incertidumbre sobre el resultado de julio, aunque se pueden hacer algunas estimaciones. El oficialismo comandado por Perotti que llegó a la gobernación con un triunfo ajustado no podrá repetir el 42% de 2019, por lo que la oposición tiene las de ganar luego de su amplio triunfo en las legislativas de 2021 . Tampoco favorece al oficialismo la falta de acuerdo para lograr un candidato competitivo. Esto llevó a un marco de acuerdo entre las muy heterogéneas fuerzas opositoras denominado "frente de frentes" que podría terminar en una gran PASO. En cuanto a las candidaturas, los miembros de JxC a nivel nacional están expectantes de la definición de Carolina Losada  impulsada por precandidatos nacionales. También Maxi Pullaro, que tuvo un buen papel en las primarias de 2019, está en la lista de candidatos competitivos. Por fuera del PRO y la UCR; la figura más atractiva es la del intendente de Rosario, Pablo Javkin, mientras que el socialismo está bastante diluido   en la provincia, pero conserva la intendencia de la Ciudad de Santa Fe.  

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES 

Hablar del escenario político porteño de cara a las elecciones obliga a focalizar en la interna de JxC. Sin querer ser pronosticador, nadie (objetivamente) puede pensar que un candidato opositor tiene posibilidades en la Ciudad. Esto lleva a que el desenlace de octubre probablemente quede claro en el cierre de listas del 24 de junio (no desdoblan). El PRO tiene cinco pretendientes; cuatro por el lado de Larreta (Jorge Macri, Quirós, Acuña y Ferrario) y López Murphy que jugaría con Bullrich para disputarle a Lousteau la candidatura. El radical tendrá un pie en Uspallata si se presenta más de un aspirante amarillo, sabiendo que los libertarios cosecharan una porción importante del voto antiperonista que comparten con el PRO.

ee caba
 

En la Legislatura no es de esperar una pérdida de la mayoría absoluta cambiemita, aunque ese escenario no debería descartarse. La coalición debe renovar 17 legisladores, y en la última elección se quedó con 15. De repetir el desempeño quedaría con un margen muy justo, y su gobernabilidad dependería de la distribución entre el FDT y los liberales. Sobre estos últimos, hay bastante consenso sobre la candidatura de Marra, que en caso de que se cumplan las expectativas podría estar liderando un bloque de más de 10 legisladores y aspirando a conseguir hasta tres diputados nacionales. 

 

MENDOZA

La provincia cuyana fue el escenario de una de las fotos más ruidosas del último tiempo de JxC. Los festejos de la Vendimia sirvieron de ocasión para juntar al presidente del PRO con dirigentes nacionales del radicalismo. La filial mendocina de JxC, Cambia Mendoza es un fenotipo particular de "cambiemismo" con su preeminencia radical pero con discursos muy cercanos al PRO a nivel nacional. Alfredo Cornejo tiene enormes posibilidades de volver a la gobernación derrotando al peronismo en las generales y Omar De Marchi en las primarias en las que finalmente competirá por pedido de Rodríguez Larreta luego de haber amagado con ir por fuera de JxC.

Si Santa Fe es lo más cercano a un multipartidismo institucionalizado, Mendoza es el bipartidismo perfecto. Los 10 mandatos ejecutivos que tuvo la provincia están divididos en partes iguales para cada uno de los partidos o coaliciones históricas del país. Esta tendencia bipartidista, que también se manifiesta en el ordenamiento legislativo de sus dos cámaras provinciales (con mayorías absolutas oficialistas), puede comenzar a agrietarse por la caída en la popularidad del peronismo y el ascenso de otros espacios. En 2021 sorprendió la emergencia del Partido Verde, superando el 9% y entrando a la Cámara Baja local, y para este año habrá que esperar la irrupción de los libertarios de Milei de la mano del Partido Demócrata.

ee mdz
 

En cuanto a los nombres, el gobernador ya anunció a Cornejo como su sucesor. El senador volvería a la gobernación luego de haberse anotado en la lista para secundar a Bullrich en su boleta nacional. La decisión estuvo motivada por el impulso de Larreta de De Marchi, quién no analiza bajarse de sus aspiraciones y se cree con chances de romper el histórico bipartidismo "desde adentro" el 11 de junio en las PASO.

 

TUCUMÁN

La sexta provincia más poblada del país, con la que se termina el análisis desagregado del "G6", es una anomalía dentro del grupo de "las grandes". Es la única que no tuvo alternancia partidaria en el siglo XXI, con un sistema de partidos hegemonizado por el peronismo. Tucumán desatacará porque es la primera provincia "grande" en ir a las urnas para definir cargos, siendo que sus elecciones generales tienen fecha para el 14 de mayo.

ee tuc
 

Esto hace que las tensiones internas de las coaliciones se adelanten en lo que puede ser una premonición de sucesos en otras provincias o a nivel nacional. En el FDT ya se ha lanzado el actual vicegobernador Jaldo, quien estuvo remplazando a Manzur era jefe del gabinete nacional. En otra candidatura confirmada es el líder de Fuerza Republicana, la expresión partidaria conservadora con más éxito a nivel subnacional que esta vez contará con el apoyo manifiesto de Milei.

Un párrafo aparte se merece el mundo de Juntos por el Cambio en Tucumán, ya que es escenario de disputas con fuertes influencias nacionales. El candidato con más recorrido es  Alfaro, actual intendente de la capital y cercano a Larreta. Sin embargo, en las horas previas al cierre de alianzas el radicalismo, desafió  a la cúpula nacional del PRO y propuso al diputado Sánchez como sucesor de Manzur. Esa tensión pudo subsanarse con la intervención de muchos dirigentes nacionales, hubo acuerdo en JxC y la fórmula será Sánchez- Alfaro. 

 

PANORAMA

Los resultados en estas seis provincias, que reúnen al 70% de la población y el 58% de los diputados nacionales a renovarse, marcarán a fuego el sistema político argentino para los próximos cuatro años. Sin duda los sucesos de las restantes 18 provincias también lo harán, sobre todo en lo relacionado a la renovación en el Senado. San Juan, San Luis, Santa Cruz, Jujuy, Formosa, Misiones y La Rioja se le suman a la PBA en la lista de los distritos a los que se les agregará una categoría a la boleta el 13 de agosto.

No solo el ajedrez político provincial está condicionado por las estrategias nacionales, también se da el efecto contrario. Los alineamientos y resultados a nivel subnacional van influenciando a la dirigencia partidaria a la hora de tomar decisiones claves y de como pararse a la hora de negociar listas y candidaturas. El efecto político es claro, y a eso se le suma la retroalimentación resultadista con la opinión pública. La mayoría de las provincias que desdoblan tendrán sus resultados antes de las elecciones nacionales, por lo que los ganadores tendrán mucho material para avivar las expectativas sobre sus desempeños.

Lee también