mie 30 Nov

BUE 27°C

mie 30 Nov

BUE 27°C

Latinoamérica

Se profundiza el "giro a la oposición"

Con el resultado a favor de Lula Da Silva en Brasil, y el camino hacia el balotaje en curso, se renueva una de las preguntas más relevantes en los procesos electorales: ¿qué motivó el voto?

En el 75% de las últimas elecciones en Latinoamérica, resultaron ganadoras las oposiciones.
En el 75% de las últimas elecciones en Latinoamérica, resultaron ganadoras las oposiciones.
Leandro A. Bruni Leandro A. Bruni 03-10-2022
Compartir

Con el resultado a favor de Lula Da Silva en Brasil, y el camino hacia el balotaje en curso, se renueva una de las preguntas más relevantes en los procesos electorales: ¿qué motivó el voto? En las últimas elecciones presidenciales en la región proliferaron análisis políticos que alertaban sobre un cambio de época en Latinoamérica. Pareciera ser tiempos de un “giro a la izquierda” a partir del triunfo de presidentes como el mexicano Andrés Manuel López Obrador (2018), el chileno Gabriel Boric (2021) o el colombiano Gustavo Petro (2022). Sin embargo, a los mandatarios mencionados hay que contraponerle nombres de lideres de derecha como los del paraguayo Mario Abdo Benítez (2018), el salvadoreño Nayib Bukele (2019) o el ecuatoriano Guillermo Lasso (2021). Veamos que nos aportan los datos.

En primer lugar, nuestra unidad de análisis son las elecciones presidenciales en 20 países latinoamericanos. No solo tomamos las últimas elecciones que tuvieron lugar en cada uno de estos países, sino también las anteriores y las anteriores; es decir qué, por cada país tenemos 3 elecciones presidenciales para analizar. Como las fechas de las elecciones difieren entre los países, no es posible establecer un corte general definido en termino de meses y años, pero sí se puede conformar tres grupos de elecciones. En segundo lugar, determinamos que una elección presidencial puede tener como resultado el triunfo del oficialismo (pudiendo ser una reelección del mismo candidato o bien un miembro de su espacio político) o el de la oposición. Lo que queremos ver con todo esto, es si existe una tendencia de triunfos de la oposición en las últimas elecciones en la región. 

El gráfico siguiente revela que en el 75% de las últimas elecciones en Latinoamérica, resultaron ganadoras las oposiciones. En contraste solo en el 25%, es decir en 5 casos, lograron imponerse los oficialismos en las urnas. Cabe remarcar que 3 de esos 5 países son los de Cuba, Venezuela y Nicaragua, que, por sus características políticas, es esperable, tanto los resultados obtenidos, como que se repitan en las próximas contiendas.

whatsapp image 2022-10-03 at 10.47.18 am
 

Si se observan las elecciones correspondiente a la primera tanda en cada país o incluso la segunda tanda, los oficialismos tendían a ganar. En las elecciones latinoamericanas en los primeros años de la década del 2000, 6 de cada 10 contiendas las ganaban quienes estaban gobernando o un candidato de su espacio político. En la segunda tanda de elecciones, ese número cayó levemente a 55%. Pero ya en la tercera tanda de elecciones, es decir las últimas elecciones que tuvieron lugar en la región, solo el 25% eran victorias para los oficialismos. Algo, evidentemente, cambió.

¿Y el giro ideológico? En las últimas elecciones latinoamericanas perdieron casi en la misma proporción los lideres de izquierda o progresistas (pasaron de gobernar 10 países a ganar en 11), que los lideres de derecha (pasaron de gobernar 10 países a ganar en 9). Más que un clima político girando hacia la izquierda o hacia el progresismo, los latinoamericanos están votando por candidatos opositores. Buscan expresar en las urnas, no su preferencia ideológica, sino sus emociones: el descontento con quienes gobiernan y sus resultados

El malestar de los latinoamericanos no se limita a un gobierno o a determinados políticos. Como señalan los datos publicados por Latinobarómetro en 2021, sobre 17 países analizados, la consideración de los latinoamericanos hacia la democracia en su conjunto nunca fue tan baja como en la actualidad. La insatisfacción con el funcionamiento de la democracia alcanza a 7 de cada 10 ciudadanos, mientras que el apoyo a la democracia, como la forma de gobierno preferible, sigue disminuyendo. Hace 25 años esta preferencia alcanzaba al 65% de los ciudadanos, pero actualmente cayó al 49%.

En su artículo de Foreign Affairs Latinoamérica, ¿Por qué estalla Latinoamérica?, Andrés Malamud destaca lo paradójico que resulta que los ciudadanos repudian en las calles lo que votaron en las urnas. Esa misma paradoja puede verse elección a elección: los latinoamericanos votan hoy por opositores, repudiando a los oficialismos, que antes fueron votados por ellos mismos.

Lee también